Abogados Especialistas en Divorcios y Separaciones.
Pago de los Gastos de la Vivienda Conyugal tras la Separación o Divorcio.

Es importante saber distinguir entre los gastos derivados del uso de la vivienda y los gastos inherentes a la propiedad.

Los gastos del uso de la vivienda deben ser abonados por el ex-cónyuge usuario del inmueble, mientras que los gastos inherentes a la propiedad deben ser abonados por ambos propietarios.

En determinados supuestos, existe grandes dificultades a la hora de delimitar quien es el obligado al pago de determinados gastos, siendo el criterio mayoritario seguido por nuestros Tribunales:

1.- GASTOS DE SUMINISTRO (Gas, luz, agua, teléfono): Cónyuge adjudicatario de la vivienda como beneficiario del uso de las cargas y gastos inherentes a la ocupación del inmueble.
2.- CUOTAS COMUNIDAD DE PROPIETARIOS: Hay que distinguir entre cuotas ordinarias y cuotas extraordinarias.
Respecto a las cuotas ordinarias, el criterio unánime seguido por las Audiencias Provinciales es que el pago de las mismas debe ser satisfecho por el cónyuge que disfruta del uso de la vivienda.
En cuanto a las cuotas extraordinarias (derramas por obras de mantenimiento, conservación, rehabilitación del edificio) deben ser abonadas al 50% por ambos cónyuges copropietarios de la vivienda.
3.- IBI: Este impuesto recae sobre la propiedad de la vivienda por lo que debe ser abonado por ambos cónyuges por mitad.